> La Policía Local inicia una campaña para hacer cumplir la normativa de la Junta de Andalucía.
> Llevarla mal puesta también tiene sanción.
> Se intensifican los controles en las zonas de concentración de jóvenes. 

 

Desde el pasado miércoles, tal y como cita la Orden de 14 de julio de 2020 de la Junta de Andalucía, es obligatorio el uso de la mascarilla en lugares abiertos y cerrados aunque se pueda mantener la distancia de seguridad. Por eso, la Policía Local ha puesto en marcha una campaña de control para el cumplimiento de la normativa.

Ayer tuvieron lugar los primeros controles que están realizando tanto agentes uniformados como las unidades de paisanos. Y en sólo un día, se han interpuesto una veintena de sanciones. Lo que conlleva, recuerda, una cuantía de 100 euros de multa. Y atención a los más intrépidos, llevarla mal puesta, también tiene multa. 

El concejal de Seguridad Ciudadana, Borja Ortiz (PP), ha explicado que “tenemos que ser conscientes de la importancia del uso de la mascarilla y la ciudadanía tiene colaborar para evitar que surjan nuevos brotes”. Por eso, esta campaña policial permanecerá activa durante las próximas semanas.

BOTELLONES

Ortiz también ha anunciado que la vigilancia se va a intensificar en los lugares frecuentados por jóvenes donde “se está produciendo mayor números de incidencias, principalmente, por la concentración de botellones”. 

Compartir