> La gruta se abre al púbico y se podrán contemplar las pinturas del Arte Rupestre del Paleolítico.
> La entrada será conjunta con La Cueva del Tesoro.

 

Es una de las cuevas más importantes del sur de la Península Ibérica y por fin va a poder visitarse. El Ayuntamiento ya ha adjudicado la concesión de la Cueva de la Victoria que permitirá su apertura al público en un plazo máximo de tres meses.

Esta cavidad que se encuentra en el Parque Arqueológico (a pocos metros de la Cueva del Tesoro) es uno de los pocos espacios rupestres europeos que conserva una doble colección de arte prehistórico: uno del Paleolítico superior arcaico (de hace más de 35.000 años) y otro vinculado del uso de la gruta con un gran cementerio en el Neolítico (de hace más de 6.500 años). Así la ha definido María del Mar Espejo, arqueóloga y gerente de la empresa de turismo activo cultural, Ardalestur, empresa concesionaria de la gestión de las visitas.

Durante milenios, la gruta ha sido escenario de diferentes culturas y en ella se plasmaron hace unos 13.000 años, las siluetas de varios individuos en una de sus galerías, cada uno de ellos, posicionados de una forma diferente frente al otro en representación de los vivos, ya que en el centro de la galería se situaban los restos de las personas fallecidas. En total, 67 individuos están representados entre otras siluetas.

Pero no solo se encontraron pinturas. Nuemerosas piezas de esta cueva fueron recuperadas y actualmente están expuestas en el Museo Arqueológico Nacional como uno de los principales referentes neolíticos de nuestro país.

Con todo está claro que su apertura al público va apromocionar, reforzar y afianzar una de las principales joyas del municipio junto a la Cueva del Tesoro”, como ha indicado el edil de Turismo, Antonio José Martin (PP).

La Cueva de la Victoria podrá visitarse en unos tres meses a través de visitas guiadas y teniendo en cuenta las medidas y restricciones de la Covid-19. Costará 15 euros con entrada conjunta a La Cueva del Tesoro y habrá precios reducidos para grupos y visitas infantiles. Las entradas podrán comprarse directamente en la web de turismo del municipio. Y mientras abre, aquí puedes ver una visita virtual.

El Ayuntamiento es propietario del terreno y licitó el pasado mes una concesión demanial con un contrato de cinco años más dos posibles prórogas anuales. El canon de la adjudicataria es el 7% del importe de las entradas, según el mínimo exigido en el pliego.

 

 

> Publicidad

Compartir