A las tareas habituales de acondicionamiento se les sumarán este año medidas excepcionales frente al COVID-19.

Aún no nos podemos bañar ni tomar el sol. Pero la mirada ya está puesta en nuestras playas para salvar, en la medida de lo posible, la temporada de verano. Por eso el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria ya ha empezado con los trabajos de adecuación y acondicionamiento de nuestro litoral.

Por un lado, se está llevando a cabo el análisis microbiológico de la arena y de las superficies de las duchas, que además es un requisito indispensable para la obtención de la Q de calidad. Para ello, se ha invertido 1.234,20 euros.

Por otro lado, tal y como ha explicado el edil responsable, Sergio Díaz (PP), también han empezado ya el cribado y peinado de la arena con maquinaria, se están instalando las pasarelas, se está limpiando y adecentando el equipamiento, la cartelería, los aseos y las torres de vigilancia que este año se incrementan con dos nuevas, alcanzando un total de 12 en el municipio. 

Todas estas medidas están contempladas en el Plan Reactiva Rincón que puedes ver aquí. Y a ellas se les sumará, según el alcalde, Francisco Salado (PP), “una serie de actuaciones para el control del uso de las playas frente al coronavirus”. Entre ellas, estaría también el programa Playas Covid Free impulsado por la Diputación Provincial de Málaga.

Compartir